03 junio 2009

1 comentarios:

Hemos querido acoger el servicio de la consolación, como recuerda San Pablo a las primeras comunidades en sus viajes apostólicos. De hecho su misión se identifica con la consolación de Dios a su pueblo, sintiéndose portador de un consuelo profundo que él proyecta en su ministerio. A imitación de María cada uno de nosotros debe mostrarse como el lugar de la consolación de Dios.

Hazte Amigo se parte de nuestros seguidores en:

Sed Consolación Jóvenes Misioneros
http://sedconsolacion.blogspot.com

Verdad Católica
http://verdadcatolica.blogspot.com

Ntra Sra del buen consejo
http://ntrasradelbuenconsejo.blogspot.com

Viva Cristo Rey y Viva la Virgen de Guadalupe

Share