13 noviembre 2007

el vampiro


La Señora Lupita le dió la Bendición a su hijo que salía de su casa con planes de cruzar al "otro lado", solo llevando un gran morral cargado con todos sus sueños, ésa fué la última vez que lo vió.
10 años después, un vecino que había estado en tijuana, le comenta a Doña Lupita, que le pareció haber visto a un muchacho que se parecía a su hijo Tomás, pero que no estaba seguro. Como señas le dijo que andaba harapiento, sucio, al parecer drogado o enloquecido, pidiendo caridad para alimentarse, le preguntó su nombre y le dijo que se llamaba el vampiro y se fué; éso fue lo único que le pudo decir a la Señora Lupita.
Doña Lupita sintió en el pecho algo que solo las madres lo pueden sentir y esa sensación no la dejó hasta que vendió unos muebles que tenía para comprar su boleto de autobus hacia tijuana.
-!Pero tu estas loca mujer! Como vas a ir a Tijuana si no sabes si es tu hijo, no sabes donde vive, no sabes nada, naada!, vas a una ciudad de casi dos millones de habitantes, con miles de colonias, en ?donde lo vas a buscar!?
Su marido estaba desesperado por la determinación de su mujer, pero cuando la vió fijamente a los ojos, comprendió que debía de apoyarla.
Cuando llegó a nuestro albergue, estaba muy delgada y pálida, cansada, había sido robada en Obregón, perdió el autobus en Hermosillo y llegó a tijuana de raite, sin un centavo en la bolsa, sin conocer a nadie, hasta que alguien la llevó al albergue.
-Mi muchacho es muy inteligente, es moreno claro, de ojos café claro, le gusta mucho leer, esta un poco mas alto que yo y es muy cuidadoso con su peinado . . . . quesque lo vieron por la cinco y diez.
Esos fueron los datos que nos dió Doña Lupita, con sus ojos llenos de lágrimas, de esperanza, de valor y llenos de una convicción y una determinación que pocas veces se ven.

02 noviembre 2007

mas de 4,500




"La calaca se puso a recorrer la frontera del Pacífico al Golfo toda entera, pero como la muerte, ni al pobre migrante respeta, la calaca encontró a "la línea" de cruces repleta y contó 400 cruces más que el año pasado, pese a promesas decembrinas del entonces protestado"

OTRO DIA DE MUERTOS



CIENTOS MAS DE MIGRANTES QUE LLORAR

Van mas de 4,500 muertos desde 1995.
Cuantos seran el próximo 2 de Noviembre??

La válvula de escape que representa "El norte" tiene un costo humano cada vez mas elevado: aproximadamente 400 en lo que va del año. y esto ya no se puede tolerar, afirman grupos de apoyo al migrante.
Al riezgo de morir insolado o congelado, se suma el de morir ahogado en canales de riego o ríos fronterizos o accidentados a causa de una persecución a alta velocidad.
Como si eso no fuera suficiente, existe el riesgo de morir ultimado por la Patrulla Fronteriza. Y en los últimos días, fallecieron al menos 4 aspirantes a indocumentados que intentaban ingresar al territorio estadounidense por el área de Tecate, cuando los alcanzó un incendio.
Como explican los grupso de poyo al migrante, 400 es una cifra conservadora, se reconoce que aun hay muchos restos mortales por descubrir.
En tijuana, es la tradición anual recordar a los migrantes muertos desde que se puso en marcha el Operativo Guardián -una estrategia de control fronterizo tan inútil como mortal que comenzó en San Diego hace 13 años y la cual se multiplicó enseguida a lo largo de toda la frontera-. La pretensión estadounidense de contener el flujo migratoriohacia su territorio, ha costado miles de millones de dólares, sin embargo, el costo real se debe medir en muertes.
Este año, se recordará a los más de 4 mil 500 fallecidos inscribiendo sus nombres
(comenzando con Víctor Nicolás Sánchez de 30 años, originario de Oaxaca, que murió
ahogado en el Río Tijuana el 21 de enero de 1995) en una calavera espectacular que se
instalará donde comienza la barda fronteriza en Playas de Tijuana. Y este 2 de noviembre
los grupos de apoyo al migrante se harán la pregunta de siempre: ¿Cuántos migrantes tendremos que recordar el próximo Día de Muertos?

01 noviembre 2007

La sangre de todos los migrantes derramada en las fronteras


La sangre de todos los migrantes derramada en las fronteras,
es como la Sangre de Cristo que clama justicia...

¡No más fronteras mortales!

Sino, un mundo de paz y fraternidad.



¿Sabías que en trece años del Operativo Guardián murieron 4,500 migrantes y el año pasado el más joven que se murió por deshidratación era de 2 años?[1] Números, gráficas, estadísticas, cruces e infinitos nombres y migrantes no identificados que fallecieron a lo largo de las fronteras de Estados Unidos y México, la verdad ¿qué significa esto para nosotros como Iglesia, como sociedad y como gobierno?

Cada paso de un migrante en su caminar, es un paso “aparentemente” a una vida digna, a una vida junto con sus queridos familiares, es un paso a un nuevo amanecer… pero tristemente, en el camino encuentran espinas de extorsión y abusos de toda clase. Desde su identidad como mujer y hombre, niños y niñas que pierden su inocencia moral y confianza al prójimo, pobreza de respeto a la dignidad humana y miles de horas de trabajo hasta esclavizarse, ellos y sus familiares, para poder pagar las deudas adquiridas. Los 4,500 migrantes no lograron el nuevo día porque encontraron la muerte. Sólo dejando sus huellas o en algunas ocasiones ni siquiera un rastro. El caminar, aún en medio del dolor, es signo de esperanza, cuando ese camino tiene un sentido: vencer el odio, la pobreza, la discriminación… caminemos juntos.

Preguntamos ¿Qué pretende el gobierno vecino usando sus millones de dólares en crear muros que detienen a quien tiene el rostro de Cristo necesitado? Parece que su inteligencia no les permite entender que esa barda la encontrarán ellos al querer entrar en el Reino de los Cielos… un reino de comunión.


[1] Boletín de Prensa de Coalición Pro Defensa del Migrante, A.C.

Recordamos hoy, aunque con un corazón lastimado, pero, con la fuerza de un amor transformador, a todos los hombres y mujeres que regresaron a la casa del Dios Padre. Que ésta conmemoración de los difuntos nos sirva para eternizar sus memorias en el camino de la esperanza.

Nosotros como pueblo de Dios, la Iglesia peregrina, inspirémonos en la actitud del buen samaritano[1] a ayudar al migrante más necesitado. Del mismo modo, a denunciar cualquier tipo de desfiguración al rostro humano, imagen semejante de Dios[2]. Ten la seguridad que si asumimos un compromiso de solidaridad como de una semilla de mostaza[3] a favor de nuestros hermanos y hermanas migrantes, no sería imposible vivir en un mundo de paz, justicia y fraternidad.


[1] Lucas 10,25.

[2] Génesis 1,27.

[3] Mateo 17, 20.

Hna. Maria Arlina Barral Arellano, mscs

Pastoral de Migrantes, Arquidiócesis Primada de México

2 de noviembre del 2007


Share