12 septiembre 2011

Un experto en Psicología identifica la problemática de la mujer migrante con la inadecuada gestión de la diversidad

El catedrático de Psicología Social de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla, Manuel Martínez, ha afirmado que la problemática de la mujer migrante es similar a la de otras minorías y se identifica con la inadecuada gestión de la diversidad desde las instituciones oficiales y los gobiernos.



El catedrático de Psicología Social de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla, Manuel Martínez, ha afirmado que la problemática de la mujer migrante es similar a la de otras minorías y se identifica con la inadecuada gestión de la diversidad desde las instituciones oficiales y los gobiernos.

En este sentido, Martínez ha reconocido el predominio de las mayorías en la sociedad, que imponen "criterios opresivos" en los ámbitos de la sexualidad, del género, de la política y el poder económico, y que denigran la imagen de la mujer migrante, impidiendo la satisfacción de sus necesidades y su participación social y política para contribuir al cambio social que favorezca su integración.

En declaraciones a Europa Press previas a la conferencia 'Diversidad humana, inmigración femenina y discriminación social: de la opresión al bienestar' que Martínez ha ofrecido en el marco del curso 'Feminización de las migraciones internas e internacionales' que la Universidad Pablo de Olavide (UPO) celebra durante esta semana en el centro cultural Olavide en Carmona como parte de la IX edición de los Cursos de Verano, el profesor ha apostado por la mejora de la valoración de la diversidad humana desde la educación, la redistribución de los recursos sociales para todos los colectivos y el fomento de su participación en la vida comunitaria.

"Las situaciones de pobreza, discriminación social y crisis económica o política siempre perjudican más a los grupos minoritarios en peores condiciones, como la mujer", ha reconocido Martínez, a lo que ha querido añadir que precisamente la mujer por su simple condición de género acusa tradicionalmente una situación de discriminación que contradice la normativa de país "machista" como España. Así, Martínez ha afirmado que la crisis económica actual desfavorece al inmigrante con respecto al autóctono, y especialmente a la mujer inmigrante por esta "doble o triple" discriminación.

En relación a la incidencia de la crisis en el fenómeno migratorio femenino, el profesor ha indicado una disminución de las posibilidades de empleo para la mujer inmigrante debido, entre otras razones, a que espacios que tradicionalmente no querían ser ocupados por la mujer española han vuelto a ser reivindicados por ésta. Por tanto, ha explicado, los presentes y potenciales espacios laborales o de integración social de la mujer inmigrante están desapareciendo, junto con el empeoramiento de las condiciones de estos supuestos foros para la igualdad.

Así, ha afirmado Martínez, la mujer inmigrante ha tenido que recurrir en mayor medida a tipos de trabajo de mayor riesgo, como el ejercicio de la prostitución. De esta forma, se ha incrementado la presencia de la mujer inmigrante en estos ámbitos como consecuencia directa de la actual situación de crisis. "Se han empobrecido las condiciones laborales de la mujer inmigrante", ha reconocido el profesor, no únicamente desde el punto de vista cuantitativo identificado con el salario percibido, sino también en lo relativo a los sectores que la mujer migrante ocupa.

Finalmente, y desde un punto de vista más concreto, Martínez ha propuesto la implementación de los "programas de empoderamiento" que permitan a grupos minoritarios y oprimidos la recuperación de su capacidad para "tomar el protagonismo" de sus vidas. "Se trata de que la mujer tome las riendas de su vida a través de la participación", ha explicado el profesor, atendiendo al éxito que estas iniciativas de empoderamiento están teniendo actualmente entre grupos minoritarios, especialmente la mujer inmigrante.

tomado de informativo TELECINCO

0 comentarios:

Share