09 julio 2012

Ni de aquí y menos de allá


La desculturización de los migrantes, es un choque intenso que tienen cuando son deportados sus lugares de origen, además de una crisis de identidad muy importante.
Critican de manera negativa las costumbres de sus lugares de origen y enaltecen las costumbres de las ciudades donde estaban, una contradicción tras otra.
Nos ha tocado platicar con migrantes que están en Estados Unidos desde su niñez, más de 20 o 30 años, allá estudiaron, allá se formaron y no conocen nada de sus países de origen, no hay un vínculo que los una, de repente no entienden porqué son hechados fuera del país que creen suyo, el país donde crecieron y tienen a todos sus amigos.
Al llegar a México, no conocen bien el idioma, no saben usar el dinero mexicano, tienen ideas preconcebidas de México y los mexicanos, de su cultura, de su idiosincrasia.

El choque cultural es frecuente que produzcan alteraciones psicológicas, unas mas graves que otras, pero de alguna manera afecta su salud mental y es muy frecuente que a partir de su problema para adaptarse a su nuevo estatus surjan otros problemas que hagan aún mas difícil su estancia.

Debemos entender éste proceso para tratar mejor a nuestros hermanos migrantes, ponernos en sus zapatos.

0 comentarios:

Share