07 mayo 2013

Te lo pedimos Señor

De repente las cosas toman otra dimensiòn, de repente se hacen màs significativas.
El dìa de hoy asistì a una misa en el albergue Madre Assunta, para mujeres y niños migrantes, en el momento del ofertorio, el Padre nos dice que si alguien tiene una peticiòn personal, que la haga en èse momento y se escucha una voz desde el fondo, rasgada por la pena, se le notaba el nudo en la garganta y pedìa: "Señor, te pido que me permitas volver a reunirme con mis hijos y con mi familia, poder verlos y abrazarlos nuevamente", otra voz dijo: "Señor te pido que se arrglen las Actas de nacimiento de mis hijos para poder reunirnos nuevamente, ser de nuevo una familia", otra dijo: "Señor te pido que me des fuerza y que ilumines mi camino hoy por la noche, que tu mano me lleva hasta mi familia, poderlos abrazar nuevamente", "Señor, permite que encuentre a mi hijo, que se fue de la casa y hace mas de uño que no se de èl".
Despuès de varias peticiones, todos con los ojos llorosos, con el nudo en la garganta, con las manos sudorosas, sentir las necesidades tan grandes de las migrantes, sentir su gran Fè en Dios, su gran Fè de que todo se va a arreglar y de que pronto estaràn con sus familias.
Asì que , con una dimensiòn diferente, con otra fuerza màs grande, oremos: TE LO PEDIMOS SEÑOR.


0 comentarios:

Share