02 julio 2013

migrantes culpables


Siempre hemos sabido que hay dos tipos de migrantes para el Gobierno, los que dejan dinero, que de alguna manera se estabilizaron en estados unidos, que trabajan, que vienen de vez en cuando a nuestro país, que envían remesas (de hecho llegaron a ser la segunda mas importante entrada de dinero extranjero a nuestro país, después del petróleo y antes del turismo), se hace un programa especial para recibirlos y darles la bienvenida (Programa paisano).
Y tenemos a los otros migrantes, casi invisibles, inaudibles, los que regresa la migra gringa, los que regresan sin nada en sus bolsillos, los que son separados de sus familias, los que expulsan de las cárceles, los que ni siquiera llegaron a tener un trabajo estable.
Cientos de migrantes llegan a Tijuana cada semana, la gran mayoría sin tener a dónde ir, sin familiares ni amigos, unos pocos llegan a las casas de migrantes para mujeres o para hombres y la gran mayoría se queda en nuestra ciudad, esperando poder intentar de nuevo el cruce, sin dinero, sin apoyo, a merced de los asaltantes, de las policías, de los polleros.
Y pasan los días y los días se convierten en semanas, en meses y en algunos casos en años sin poder cruzar de nuevo, al buscar lugares donde pernoctar, encuentran la canalización del Río Tijuana, habilitando como chozas los tubos de desagüe, y ahí permanecen por temporadas algunas veces muy largas, temporadas peligrosas, algunos en éste tiempo se inician en las drogas, en el robo, en trabajos temporales como limpia vidrios, mandaderos, en lo que caiga. Actualmente viven cientos de personas, hombres y mujeres.
Ahora, en tiempos electorales, ningún candidato ha hablado directamente del problema, por lo que no se vislumbra una solución a corto o mediano plazo, pero en los medios de
comunicación, se habla de una manera negativa, se culpa a los migrantes de todo, de los crímenes, del tráfico de drogas, de los incendios, del poco crecimiento económico de Tijuana.
Pero mas allá de la gran crisis social que representa éste problema, nadie ha enfrentado el problema, a excepción de grupos de personas de buena voluntad u Organizaciones de la Sociedad Civil que llevan víveres, ropa, cobijas de vez en cuando.
Esperamos que la Reforma migratoria no agrave más el problema de los repatriados en Tijuana.
(Las imágenes fueron tomadas de google imágenes)

0 comentarios:

Share