24 diciembre 2006

Camino a la tierra prometida

al salir de su casa, la idea era de mejorar su situacion actual, tenia que ser muy importante hacerlo, pues ivan a dejar su hogar, sus familiares, amigos, pertenencias y toda su historia.
salieron con el corazon destrozado, pero con una Fe inquebrantable de mejorar, mejorar para que sus hijos no carecieran de lo que ellos carecieron, su Fe era fuerte y grande, y por eso se encomendaron a Dios y tomaron el camino.
su travesia fue muy mala, asaltantes, policias asaltantes, polleros, asaltapollos, malos tratos de las autoridades, ciudades desconocidas, sin amigos y con el poco dinero que les iva quedanado, siguieron avanzando.

al llegar a tijuana. la ciudad los recibio con lluvia y frio, con hambre y con un cansancio muy grande, cansados del camino, cansados de la pobreza tan cronica que habian padecido, cansados de que todo les haya salido mal, pero la mas cansada era la señora, que presentaba su octavo mes de embarazo, su cansancio y sus penalidades eran dobles, pero iva feliz, feliz por su bebe que venia en camino, feliz de haber tomado la desicion de migrar para mejorar, pero necesitaba un lugar donde descansar y tener a su bebe.
a pesar de que tijuana es una ciudad de migrantes, ese dia nadie le tendio la mano, todos la vieron como una queja, la vieron como quien no la ve, como que era invisible, pero ella continuaba con su Fé muy fuerte, decia que ese niño que traia en sus entrañas le iva a traer mejores futuros para ella y para su esposo, quien estaba muy preocupado y asustado por no tener donde alojarla, ni dinero para un hotel barato.

0 comentarios:

Share