19 mayo 2008

Migración


"la emigración, señores, es ley natural. El mundo físico, como el mundo humano, está sujeto a la fuerza arcana que agita y mezcla, sin destruir los elementos de la vida, que transporta a los organismos en un determinado punto y los siembra por el espacio, transformándolos y perfeccionándolos, de modo que se renueven a cada instante, el Milagro de la Creación.
Migran las semillas en alas de los vientos, migran las plantas de continente a continente, llevadas por las corrientes, migran los pájaros y los animales y mas que todo migra el hombre, ya sea en forma colectiva o ya sea en forma aislada, pero siempre instrumento de aquella Providencia que preside los destinos humanos y los guía, aún a travéz de catástrofes, hacia la meta última, que es el perfeccionamiento del hombre en la tierra y Gloria de Dios en los cielos.
Esto nos dice la Divina Revelación, ésto nos enseña la historia y la biología moderna, y es solo sacando agua de ésta triple fuente de verdad, es que podemos deducir las Leyes reguladoras del fenómeno migratorio y establecer precepto de sabiduría práctica que deben disciplinarla en toda su rica variedad de formas".

Beato Juan Bautista Scalabrini.

0 comentarios:

Share