11 febrero 2009

el amor


Si uno dice “Yo amo a Dios” y odia a su hermáno,es un mentiroso. Si no ama a su hermano
a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve.
Pues éste es el mandamiento que recibimos de él; el que ama a Dios, ame también a su hermano.
(1 Jn 4,20-21)
.
.
.
.
la imagen fue tomada de este blog.

0 comentarios:

Share