11 abril 2006

El arbol de la indignación


Esto no debemos permitir que siga sucediendo; la valentia de la mujer migrante nos refleja en cada una de ellas a nuestras madres, a nuestras hermanas, a nuestras hijas, no es posible quedarnos indiferentes a tanto dolor.

0 comentarios:

Share